A lo largo del tiempo he explorado la fotografía en diferentes campos. Resulta que cada una tiene su encanto, poder capturar la luz en el sujeto principal siempre se disfruta sin importar la disciplina.

En los últimos años debo confesar que me he enamorado profundamente de la libertad que me da la fotografía de paisaje. De la belleza que encuentro en la miradas llenas de pureza la fauna, de esa sencilla pero compleja vida de detalles de la naturaleza.